Trump afirma que los hispanos son los que más quieren el muro con México

0
1692

Washington – El presidente Donald Trump dijo este miércoles que los hispanos son los que más desean que construya el muro en la frontera con México porque «quieren estar seguros», en un discurso destinado a ampliar su respaldo entre los latinos de cara a las elecciones de noviembre.

En un discurso ante unos 350 empresarios y políticos latinos, Trump aseguró que tiene una «gran relación con los hispanos» y que sus políticas económicas han beneficiado especialmente a esa comunidad, cuyo voto en estados como Florida y Arizona puede ser clave para las opciones de reelección del mandatario en noviembre.

«LOS HISPANOS QUIEREN EL MURO»}

«¿Saben quién quiere el muro más que nadie? Los hispanos, porque ellos lo entienden. Ellos están aquí, quieren estar seguros y saben que alguna de la gente que cruza (la frontera desde México) no es la gente que quieren tener alrededor», indicó Trump ante la conferencia anual del grupo empresarial The Latino Coalition.

Aunque Trump sigue siendo impopular entre la mayoría de los latinos, pues 68 % se oponen al trabajo que está haciendo como presidente, según una encuesta de enero del centro Pew, el presidente confía en convocar a las urnas al otro 30 % de hispanos que, de acuerdo con el mismo estudio, sí le apoyan.

«La gente dice, ‘No entiendo por qué a los hispanos les gusta tanto el presidente Trump’. ¿Saben por qué? Porque entienden la frontera y quieren una frontera segura. La entienden mejor que nadie», opinó el mandatario.

«UN SISTEMA MIGRATORIO HUMANO»

También argumentó que sus políticas migratorias buscan «asegurar que el sistema sea seguro, humano y legal», a pesar de las críticas de organizaciones proinmigrantes de que sus políticas están violando el derecho al asilo de los indocumentados y poniéndoles en peligro al enviarlos a México a esperar su cita ante un juez migratorio.

«Lo que estamos desarrollando a lo largo de la frontera es un sistema realmente humano», alegó Trump.

La mayor parte de su discurso, sin embargo, se centró en la economía, el tema que el presidente considera la mayor baza para su reelección. «Hemos creado tres millones de nuevos empleos para los hispanos, y el desempleo entre los hispanos ha caído al nivel más bajo jamás registrado», recalcó.

El paro entre los latinos cayó efectivamente a 3,9 % el pasado septiembre, el dato más bajo registrado en al menos medio siglo, pero desde entonces ha subido ligeramente y ahora se sitúa en 4,3 %, según el Departamento de Trabajo.

Trump también sostuvo que los ingresos medios en los hogares hispanos han subido durante su Presidencia, y que ahora hay «más latinas propietarias de pequeños negocios que nunca antes».

MÉXICO, VENEZUELA Y CUBA

Defendió, en particular, el impacto positivo que ha tenido en los negocios hispanos el recorte de impuestos a las empresas, que impulsó a comienzos de su mandato y la aprobación del tratado comercial T-MEC, renegociado con México y Canadá a partir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

«Me encantará trabajar estrechamente con México en los próximos años para que nuestros dos países se sigan beneficiando. Tenemos una gran relación», aseveró.

Y no se olvidó de la campaña internacional que lidera para derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, al asegurar que tiene «muchas cosas planeadas» para presionar al chavismo.

«La tragedia en Venezuela es un recordatorio de que el socialismo y el comunismo traen miseria y sufrimiento allá donde se intentan», dijo Trump, con un mensaje que tenía doble objetivo: asegurarse el apoyo de la comunidad venezolana y cubana en el estado clave de Florida, y criticar al ala izquierdista del Partido Demócrata.

«Estados Unidos sigue del lado del pueblo que sufre en Venezuela, Cuba y Nicaragua en su digna lucha por la libertad», clamó.

El mandatario pronunció su discurso ante una audiencia afín, dado que The Latino Coalition y su presidente, el veterano republicano Héctor Barreto, han expresado abiertamente su apoyo a Trump, quien ya dio un discurso ante esa organización en 2018.

Aunque la Casa Blanca insistió en que el discurso era oficial y no se pronunciaba en el contexto de la campaña de reelección de Trump, nadie en la sala ignoraba la cercanía de los comicios de noviembre y el propio Barreto recordó a los presentes que se hablaría de «temas que son especialmente importantes en un año electoral».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here