Aumenta el número de haitianos varados en la frontera con Perú y el bloqueo continúa

0
1448
Migrantes haitianos cruzan la frontera en el sector del Puente de la Amistad desde Brasil el 16 de febrero de 2021, ingresando a la localidad de Iñapari, en el departamento de Madre de Dios (Perú). EFE/ Paolo Peña

Recife (Brasil) – El número de migrantes, en su mayoría haitianos, que están varados en la frontera entre Brasil y Perú impedidos de ingresar a territorio peruano, situación que provocó el martes un episodio de violencia, ha seguido aumentando en los últimos días, según informaron este miércoles fuentes brasileñas.

El grupo, que inicialmente era de 350 personas, «cuenta ahora con unos 500 integrantes, debido a la llegada de más migrantes provenientes de otras regiones de Brasil» para buscar cruzar Perú y marchar rumbo al norte, indicó a EFE la Alcaldía de la ciudad brasileña de Assis, que les está dando asistencia.

De acuerdo con la Alcaldía de Assis, en el estado amazónico de Acre y con poco menos de 8.000 habitantes, el municipio «está al borde del colapso» con una situación de aglomeración que se presenta en medio de la pandemia, agravada por el surgimiento de una nueva cepa (P.1) más contagiosa de la covid-19 en la Amazonía brasileña.

«La mayoría de las personas, principalmente mujeres y niños, están en albergues que hemos dispuesto y hasta en hoteles, pero ya la capacidad no da más y por eso pedimos la intervención del Gobierno de Acre y del Gobierno federal porque el número sigue aumentando», comentó un portavoz de la Alcaldía.

El martes, después de una intensa lluvia que destruyó parte de las carpas en las que los migrantes estaban acampados en el Puente de la Integración, el grupo intentó cruzar la frontera a la fuerza para adentrarse en la región selvática de Madre de Dios, en territorio peruano, pero fueron impedidos por las autoridades.

Entre incidentes que se saldaron con cargas policiales, disparos de gases lacrimógenos y empujones, la Policía peruana devolvió a gran parte de los migrantes, en su mayoría haitianos, pero también ciudadanos de países africanos como Sierra Leona, Senegal y Costa de Marfil.

BLOQUEO DEL PASO FRONTERIZO

A pesar de que el Puente de la Integración ha estado cerrado para el tránsito de personas y vehículos durante casi toda la pandemia, que completará un año en el país suramericano, la circulación de camiones con víveres, alimentos, mercancías esenciales y artículos de primera necesidad se ha mantenido.

No obstante, desde el último fin de semana cuando tomó fuerza el rumor de que Perú permitiría el ingreso, información que luego fue desmentida por las autoridades peruanas, los migrantes decidieron bloquear el paso de camiones tanto en sentido para Iñapari (Perú), como de Assis.

«Son cerca de cien hombres adultos que permanecen acampados y están haciendo eso como forma de presión para que les den una solución a su problema», apuntó el vocero de la Alcaldía.

Organizaciones sociales y religiosas de ambos países han abogado para que los peruanos puedan cruzar Perú y seguir en su ruta para México, Estados Unidos, Canadá o su propio país en el Caribe.

El lunes, el gobernador de Acre, Gladson Cameli, entró en contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño para «gestionar un pedido de carácter humanitario, por vía diplomática» que autorice el ingreso a territorio peruano de los migrantes, pero la Cancillería no se ha pronunciado todavía oficialmente.