La economía de Honduras se contrajo 6,3 % en enero por covid-19 y tormentas

0
235

Tegucigalpa – La actividad económica de Honduras se contrajo 6,3 % en enero de 2021 debido al impacto de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus y los efectos de las tormentas tropical Eta e Iota, en noviembre pasado, informó este sábado el Banco Central (BCH).

El resultado del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) fue explicado por «la continuidad de la crisis sanitaria, a lo que suman los daños de las tormentas tropicales Eta e Iota, que afectaron los cultivos agrícolas y cuyas consecuencias negativas seguirán durante 2021», señaló la institución monetaria.

Honduras, un país con 9,5 millones de habitantes, registra por el momento 181.357 personas contagiadas de la covid-19, 4.422 fallecidas y 69.105 que han superado la enfermedad, según cifras oficiales.

«En tanto, la serie de tendencia ciclo presentó una variación interanual (negativa) de 6,9 % (2,6 % en enero de 2020)», añadió el emisor.

Las actividades que registraron mayor contracción en enero fueron hoteles y restaurantes (31,5 %); transporte y almacenamiento (26,4 %); construcción privada (17 %); agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (16,1 %); industria manufacturera (8,8 %) y comercio (2,1 %), detalló.

El sector de telecomunicaciones registró un alza de 2,2 %, mientras la intermediación financiera, seguros y fondos de pensiones se contrajo 0,2 %.

El IMAE es un indicador que mide los principales sectores de la actividad económica de un país y es utilizado para la toma de decisiones de inversión.

La pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 ha destruido más de 500.000 empleos en Honduras, donde el sector turismo y las micro y pequeñas empresas son los más golpeados, según la empresa privada.

Las pérdidas causadas por el parón provocado por la covid-19 superan los 55.000 millones de lempiras (2.258 millones de dólares), de acuerdo a cifras del Banco Central.

A las pérdidas causadas por el coronavirus se suman los daños que dejaron Eta e Iota, en noviembre pasado, que según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), equivalen a unos 46.000 millones de lempiras (1.893 millones de dólares).