Redadas, más soldados y recortes de ayuda, las últimas medidas de EEUU contra la inmigración

0
392

Tegucigalpa – El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, (ICE, en inglés), planea iniciar el domingo redadas masivas en diez ciudades para aumentar las deportaciones de familias indocumentadas.

– Más de un millón de hondureños entre documentados e indocumentados ha establecidos su hogar en EEUU.

– Anualmente más de 100 mil “Catrachos” emprenden la ruta migratoria, la mayoría tienen como destino a la Unión Americana.

Además el gobernador de Texas, Greg Abbot, anunció este viernes que apostará otros mil soldados de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con México.

Antes, el Gobierno que preside Donald Trump afirmó que no ofrecerá «fondos nuevos» hasta comprobar que las autoridades de Guatemala, Honduras y El Salvador toman «medidas concretas» para reducir la inmigración irregular.

Todas las anteriores acciones, son las nuevas medidas de EEUU contra la inmigración irregular.

Redadas

La operación del ICE podría afectar a hasta 2 mil familias de indocumentados en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland), Nueva Orleans (Luisiana) y Denver (Colorado).

De acuerdo con The Washington Post, el propio Trump ordenó la operación, después de tuitear el pasado lunes que ICE iniciaría la próxima semana un proceso para deportar a «millones» de indocumentados en EEUU.

En ese orden, el director en funciones del ICE, Mark Morgan, aseguró a la cadena televisiva ABC News que la agencia no tiene planes de iniciar deportaciones de «millones» de indocumentados.

Pero Morgan ya adelantó que su agencia sí planea una operación contra unas 2 mil familias de indocumentados que habían llegado recientemente a EEUU.

Ya en 2006, el entonces presidente republicano George W. Bush despachó a la frontera unos 6.000 soldados de la Guardia Nacional de diferentes estados, y en 2010 el presidente demócrata Barack Obama también apostó 1.200 soldados de ese cuerpo. EFE/Archivo

Soldados

Durante una conferencia de prensa en Austin, en las últimas horas, el gobernador de Texas, Greg Abbot dijo que el número de inmigrantes que han cruzado irregularmente la frontera de Texas en lo que va del año es equivalente a la población de una de las ciudades grandes en ese estado.

«Hay una crisis creciente en la frontera, una crisis que el Congreso rehúsa solucionar», señaló el gobernador republicano, quien se presentó ante la prensa junto al vicegobernador Dan Patrick; el presidente de la Cámara Baja estatal, Dennis Bonnen, y la teniente general Tracy Norris, que comanda la Guardia Nacional de Texas.

El gobernador dijo que las tropas proporcionarán «ayuda en las instalaciones de detención temporal» en El Paso y el Valle del Río Grande, y también darán apoyo en los puntos de ingreso al país.

Según Abbott, quien dijo que el gobierno federal pagará «el 100 % de los costos de esta misión de corto plazo», el despliegue de estos mil nuevos agentes complementa el presupuesto de 800 millones de dólares que la legislatura estatal asignó para resolver el sistema migratorio «roto» que tiene el país.

Recorte de ayuda

EEUU no ofrecerá «fondos nuevos» hasta comprobar que las autoridades de Guatemala, Honduras y El Salvador toman «medidas concretas» para reducir la inmigración irregular, aunque continuará la asistencia para el Triángulo Norte en determinados programas.

«Continuarán los programas previstos dentro de las prioridades del Departamento de Seguridad Nacional y Justicia para ayudar a estos países a tomar acciones para proteger la frontera de EEUU y frenar el crimen organizado transnacional», indicó Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado en rueda de prensa.

Ortagus precisó, no obstante, que no se ofrecerán «nuevos fondos hasta que haya satisfacción con las medidas concretas de estos países para reducir el número de inmigrantes ilegales que se dirigen a la frontera de EEUU».

«Esto concuerda con la dirección del presidente y con el reconocimiento de que es crítico que haya suficiente voluntad política en estos países para encarar el problema en su origen», agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here