Texas amenaza con demandar al Gobierno Biden por suspender las deportaciones

0
628
Paxton defendió hoy su posición en un programa matutino de la cadena Fox al señalar que la orden ejecutiva del presidente Joe Biden es ilegal porque le corresponde al poder legislativo y no al ejecutivo tomar esas decisiones. EFE/EPA/Michael Reynolds/Archivo

Houston (TX) – El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, que lideró e impulsó una petición para que el Tribunal Supremo de EEUU impidaiera la certificación de la victoria presidencial de Joe Biden en las elecciones generales, ahora amenaza con denunciar al Gobierno federal por suspender por 100 días las deportaciones de inmigrantes.

En una carta dirigida a David Pekoske, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Paxton le exige que rescinda de su intento de ponerle un alto a las deportaciones de ciertos inmigrantes o en su defecto demandará a ese organismo por incumplimiento a un acuerdo mútuo.

“Nuestro convenio obliga a DHS a consultarnos ante cualquier intento de reducir o poner cualquier intervalo al número de inmigrantes aptos para su deportación del territorio estadounidense”, remarca Paxton en la misiva, fechada este jueves.

El fiscal general exige la anulación de la pausa a las deportaciones que entró en vigor hoy, 22 de enero, así como de una respuesta inmediata a sus peticiones sobre la violación del acuerdo entre ambas instituciones.

Paxton defendió hoy su posición en un programa matutino de la cadena Fox al señalar que la orden ejecutiva del presidente Joe Biden es ilegal porque le corresponde al poder legislativo y no al ejecutivo tomar esas decisiones.

“Esa decisión unilateral afecta a los poblados que se encuentran en la frontera con México que además están pasando por una emergencia de salud debido a la pandemia por el coronavirus”, señaló Paxton.

La pausa por 100 días de las deportaciones es una de varias medidas migratorias aprobada por Biden dentro del paquete de órdenes ejecutivas que ha firmado tras instalarse en la Casa Blanca.

Rolando Sánchez, fundador de la organización Latino Conservadores de Texas, que busca aumentar la participación política de los latinos conservadores en el ese estado, cree que la acción tomada por Paxton obedece a una movida política “típica del partido opositor” al gobierno de turno.

“Lo que pasa es también que cualquier cambio en los procedimientos migratorios» le afecta a los estados fronterizos como Texas, Arizona, California y Nuevo México, dijo.

A principios de diciembre del año pasado, Paxton dirigió una demanda contra los estados de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, donde Biden venció al expresidente, el republicano Donald Trump.

Su objetivo era impedir que esos cuatro estados certificasen la victoria de Biden frente al Colegio Electoral.

Paxton argumentó que esos estados «atentaron contra la integridad del voto» de sus propios ciudadanos, pero también del resto de circunscripciones que no cambiaron sus normas por la pandemia.

La Corte Suprema rechazó la demanda interpuesta.

Paxton tiene además una investigación abierta por el FBI por utilizar sus influencias como funcionario público para beneficiar a un inversionista de bienes raíces que entregó 25.000 dólares a su campaña electoral.