USAID y OIM firman cinco acuerdos para la reintegración de migrantes en Honduras

0
148

Tegucigalpa- La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han formalizado cinco acuerdos y convenios de cooperación con reconocidas organizaciones no gubernamentales (ONG) de Honduras que desde hace años generan un impacto positivo en el desarrollo humano en Honduras.

Las organizaciones Casa Alianza de Honduras, CRISTOSAL, Federación Luterana Mundial/Servicio Mundial, Save The Children de Honduras y Visión Mundial de Honduras apoyarán al país en la reintegración de migrantes.

 Estas alianzas mejorarán las condiciones de vida de las personas y familias migrantes retornadas o en condición de vulnerabilidad, a través de la asistencia humanitaria y la reintegración social y económica, fortaleciendo así su arraigo en su país natal y sus comunidades de origen.

“Para la OIM es vital incluir dentro de nuestras estrategias aquellas iniciativas que promuevan la reintegración sostenible, la cual se cumple cuando las personas que retornan han alcanzado un nivel de autosuficiencia económica, estabilidad social dentro de su comunidad y bienestar psicosocial que les permita vivir de manera digna y lograr integrarse en la vida cívica”, expresó Jorge Peraza, jefe de misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras.

Por otro lado, esta actividad contó con la destacada presencia de Janina Jaruzelski, Directora de Misión de USAID en Honduras., quien comentó que “por parte de USAID nos sentimos muy orgullosos de apoyar estas nuevas iniciativas de reintegración, estamos seguros de que, con estos acuerdos y convenios de colaboración, con cinco ONGs humanitarias expertas en el desarrollo, se beneficiarán a aún más familias y comunidades de Honduras.”

Sobre los cinco acuerdos y convenios firmados

El acuerdo alcanzado con Casa Alianza de Honduras (CAH), brindará varios servicios de atención integral y protección a niñez y familias migrantes hondureñas retornadas, incluyendo de la comunidad LGBTQ+.  Entre ellos, el albergue temporal, y protección si se requiere, en Hogares Residenciales o temporales de CAH; apoyo en reunificación familiar; atención y recuperación terapéutico individual y familiar; y otra asistencia humanitaria como alimentos, vestuario y servicios de salud.

De igual forma, se asegurará que las personas beneficiadas tengan acceso a una educación formal que les abra las puertas a un futuro con mejores oportunidades en su país natal, asimismo, formación en temas migratorios y de convivencia social que les permitan tomar mejores decisiones para sus planes de vida futuras.

Otro acuerdo fue firmado con CRISTOSAL, una organización que promueve los derechos humanos en el norte de Centroamérica.  En el presente conjunto de esfuerzos, CristoSal brindará respuestas rápidas de protección y asistencia a personas desplazadas internamente por violencia u otras emergencias y a migrantes retornados con necesidades de protección.  Sus programas de protección y asistencia son reconocidos por basarse en el enfoque efectivo y práctico de los derechos humanos individuales a la vida y a la seguridad personal.

La alianza con la Federación Luterana Mundial/Servicio Mundial prevé beneficiar de manera directa a jóvenes migrantes que han retornados a Honduras y a sus familias, con empoderamiento en temáticas de desarrollo humano y empresarial.  También proveerá paquetes de creación de pequeñas empresas para nuevos medios de vida en sus comunidades de origen en los departamentos de Olancho y el norte de Francisco Morazán.

Con Save The Children de Honduras entre familias migrantes retornadas o en riesgo de migrar irregularmente en seis municipios del departamento de Cortés que fueron afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota.  Se aliviarán necesidades básicas de alimentación, higiene personal y del hogar, y útiles escolares para familias con niños, niñas y adolescentes estudiantes.

Finalmente, Visión Mundial de Honduras apoyará directamente a la Dirección Nacional de Niñez y Familia (DINAF) en los municipios de San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, Santa Bárbara y Yoro a incrementar la efectividad y rapidez de la reintegración de la niñez retornada en sus familias, escuelas y comunidades.  A través de equipos de reintegradores especializados, apoyará también a niños y familias con necesidades de protección.

La creación de alianzas con estos nuevos socios permitirá dinamizar el trabajo que la OIM realiza con un mayor número de actividades en múltiples localidades del territorio hondureño y con el Gobierno de Honduras, especialmente con la Cancillería, el DINAF y el Instituto Nacional de Migración, en favor de una migración regular y segura.

Estos acuerdos y convenios de trabajo se dan en el marco del proyecto Respuestas Integrales sobre Migración en Centroamérica de la OIM, con apoyo de la USAID.