César Vargas, exindocumentado que aspira a presidir condado de Staten Island

0
940
César Vargas, sostiene un cartelón contra de las deportaciones. EFE/Gastón de Cárdenas/Archivo

Nueva York – El abogado César Vargas, que llegó a este país junto a su madre como indocumentado y que se benefició del programa de Acción Diferida para los Llegados en su Infancia (DACA), presentó este sábado su candidatura a la presidencia del condado de Staten Island, con una gran comunidad de inmigrantes.

Una semana después de haber obtenido su ciudadanía, tras un largo proceso, Vargas oficializa así su aspiración por el Partido Demócrata a ser el primer latino en dirigir ese condado, con 17, 3 % de población latina, muchos de ellos indocumentados.

«Me postulo porque los inmigrantes no ven que el Gobierno trabaje para ellos, que les hable o les escuche. Cuando alguien les escucha nuestra comunidad responde y más importante, ejerce su poder», dijo a Efe poco después de hacer el anuncio.

Tras este paso comenzará el proceso de recaudar las 1.200 firmas exigidas para validar su aspiración, del 2 al 25 de marzo, y ser uno de los candidatos en la lista electoral para las primarias del 22 de junio.

Vargas, de 37 años, dice que busca ser una voz para una comunidad inmigrante que es ignorada por los políticos. Afirma que conoce de primera mano sus problemas porque también los vivió como inmigrante y recordó que su camino para llegar al lugar que ocupa ha sido largo y difícil, siempre de luchas..

El abogado y militar -un sueño de infancia que cumplió siendo indocumentado- fue traído a este país cuando tenía cinco años tras emigrar desde Puebla junto a sus hermanos y su madre Teresa, la que siempre ha sido su inspiración.

El «soñador» pudo continuar estudios universitarios gracias al DACA, creado en 2012 mediante orden ejecutiva del presidente Barack Obama, programa que libró arduas batallas legales para sobrevivir, de las que Vargas fue uno de sus líderes.

Tras graduarse de abogado en 2011 y una batalla de cuatro años en los tribunales, finalmente logró el permiso que le convirtió en el primer indocumentado en ejercer como abogado en este estado.

La ciudadanía la obtuvo a través del matrimonio con una activista de la comunidad indocumentada en Staten Island.

Asegura que ese batalla que ha llevado, desde indocumentado a ciudadano, es lo que le ayuda a conectarse «con muchas personas que están pasando por el mismo proceso» y busca asegurarse de que «todos tengan la oportunidad de vivir su sueño americano».

«Para saber lo que nuestra comunidad enfrenta tienes que saber exactamente lo que están pasando», afirmó.

Vargas dice que para él es importante representar a toda la comunidad de Staten Island, en particular los que han sido impactados por la covid «que están en primera línea como trabajadores esenciales y muchos no tienen el apoyo que han tenido los que pudieron quedarse en su casa y recibir un cheque del Gobierno federal».

«Este es un condado muy impactado por la pandemia. El sufrimiento es real y ¿dónde está el Gobierno, los representantes (políticos), el presidente del condado y los otros políticos que no hablaron con los inmigrantes, con los latinos durante la pandemia?», afirmó.

Tras culminar el proceso de las firmas, Vargas se enfrentará a tres candidatos, uno de los cuales ya cuenta con el apoyo del Partido Demócrata de Staten Island.