EEUU repatría a dos cubanos interceptados en el mar, mientras se duplican los casos

0
1805
Fotografía fechada el 26 de febrero de 2021 cedida por la Guardia Costera estadounidense donde se muestra una rústica embarcación que se encontraba a la deriva con dos cubanos a bordo a unas ocho millas al sur (12,8 kilómetros) de Plantation Key, en el extremo sur de Florida. EFE/Guardia Costera EEUU

Miami – La Guardia Costera estadounidense repatrió este lunes a dos inmigrantes cubanos que intentaron llegar el viernes pasado a la costa de Florida en una embarcación precaria y fueron interceptados, mientras los casos de detenciones en el mar casi se duplicaron en lo que va de año fiscal, informó la institución.

La rústica embarcación se encontraba a la deriva a unas ocho millas al sur (12,8 kilómetros) de Plantation Key, en el extremo sur de Florida, cuando fue divisada por un «buen samaritano» que reportó de inmediato el paradero de los cubanos a los guardacostas del sector de Cayo Hueso.

Los dos cubanos, que recibieron comida, agua y atención médica, fueron repatriados hoy a la isla caribeña, señaló en un comunicado la Guardia Costera.

«La estación de Islamorada siempre está patrullando para garantizar la seguridad de la vida de todos en el mar y para prevenir la migración marítima ilegal», dijo Bartholomew Rohlmeier, subjefe de los guardacostas.

«Nuestro equipo quiere asegurarse de que todos regresen a casa con sus familias», agregó Rohlmeier.

Un total de 74 inmigrantes cubanos han intentado emigrar ilegalmente a los EE.UU. por mar en el año fiscal de 2021, que comenzó el pasado 1 de octubre, comparado con los 49 contabilizados e interceptados hasta la fecha el año fiscal previo.

Estas cifras representan el número total de interceptaciones en el Atlántico, Caribe y Estrecho de Florida.

EE.UU. derogó en 2017 la política «pies secos/pies mojados», que ofrecía un trato preferencial a los ciudadanos cubanos y garantizaba refugio a todos los que lograsen llegar a su territorio, ya fuera de manera regular o irregular («pies secos»), pero le comprometía a devolver a los detenidos en el mar («pies mojados»).