La CBP pide ayuda para arrestar a traficantes tras detención de 14 migrantes

0
2638
Fotografía de archivo de dos agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) en San Luis (Arizona), tomando fotografías de las huellas de varios indocumentados que saltaron la barda fronteriza de 4.5 metros desde México. EFE/Gary Williams/Archivo

Los Ángeles – Agentes de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) informaron este martes del arresto de 14 inmigrantes indocumentados que viajaban en varios vehículos después de franquear el muro en la frontera entre México y California, y pidieron ayuda para dar con el paradero de varios traficantes de humanos que lograron huir.

El hecho ocurrió en la tarde del 20 de febrero. Según un comunicado de la agencia, los agentes observaron a través de las cámaras a un gran grupo de indocumentados que acababan de atravesar el muro fronterizo y fueron recogidos por el menos seis vehículos.

Agentes de CBP llegaron para interceptar a los vehículos, que huyeron a gran velocidad.

Varios de los vehículos alcanzaron a llegar a la autopista 905, desatando una persecución en medio del tránsito.

El comunicado detalla que una camioneta Toyota RAV-4 blanca se desvió de un carril a otro, casi golpeando a la patrulla de CBP, hasta que impactó uno de los muros de contención de la autopista y tuvo que detenerse en National City. Los indocumentados que viajaban en la camioneta blanca trataron de huir pero fueron alcanzados por los oficiales de CBP.

Los agentes lograron también lograron interceptar un Chevrolet Tahoe negro que también estuvo involucrado en el contrabando humano.

En total, CBP arrestó a 16 personas de los dos vehículos. El grupo estaba formado por dos ciudadanos estadounidenses y 14 mexicanos.

Las 16 personas fueron trasladadas a una estación de la Patrulla Fronteriza cercana para su procesamiento.

Actualmente, CBP está buscando cuatro vehículos que supuestamente estuvieron involucrados en la persecución: un Volkswagen Jetta blanco, un Lexus IS250 o IS300 blanco, un sedán Mercedes negro y un sedán Kia rojo.

Se cree que el conductor del Mercedes es un fugitivo buscado que fue liberado de la cárcel bajo fianza y estaba siendo perseguido activamente por las autoridades después de cortarse el monitor de tobillo.

El hombre fue rastreado hasta un vecindario de Otay Mesa por los agentes de fianzas, pero no fue encontrado y aún está huyendo.

“Estos traficantes pusieron en peligro las vidas de estos migrantes, del público viajero y de nuestros agentes”, dijo el agente jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector de San Diego, Aaron M. Heitke. El oficial pidió ayuda del público que lleve a la captura de los fugitivos.

“Le imploro a cualquiera que tenga conocimiento de este incidente que se presente y nos ayude a llevar a estos criminales ante la justicia”, acotó.